MULTINIVELES: MENTIRAS, MITOS Y REALIDADES (MLM). Abre los ojos a tu verdadero presente. MyWorld y Lyconet

Aviso: la información aportada debe revisarse y contrastarse. No tomes decisiones impulsivas y sin reflexión inmediatamente después de leer esto.

Me tuve que adaptar. Los meses de temporada alta de clases de piragüismo se han suspendido por los motivos que bien conoces. Llevaba desde los 16 años dando clases, a niños, jóvenes y adultos. Y nada me había detenido hasta ahora.

Lo que más me ha gratificado de todo lo que está pasando es el cariño, el apoyo y el respaldo de muchas personas que han creído en mí para desarrollar otras opciones y tener ingresos. Soy comercial en dos multinacionales y termino mis estudios. Y hoy os quiero hablar de multiniveles.

Un multinivel es un canal de distribución de un producto o servicio. Tiene incentivos y rangos, casi siempre gracias a poder medir la productividad real de las personas. Se suele poner mucho énfasis en el liderazgo porque las ventas necesitan fe, determinación y rumbo.

Antes de entrar en detalles; ¿qué no es multinivel? Cuando no hay que vender, o venden con “departamento de ventas” los rangos se suelen fijar por exámenes aprobados (Universidad), por inversión (corporaciones) o por reclutar gente solo para poner dinero, sin vender absolutamente nada que vaya más allá de la pura expectativa. Y eso son auténticos piramidales: es así porque lo dice el catedrático, el decano o “el jefe” (otro día hablo de los jefes y las jerarquías medievalescas).

A lo largo de 3 años he persuadido a personas para que entraran en la representación estudiantil. He vendido ese proyecto porque sabía que los beneficios superan a los costes. Ahora debo producir. Y producir sin poder dar clases de piragüismo; algo supuestamente “estable” porque llevaba haciéndolo años y no parecía que fuera a tener límite.

Puede que también creas que tu trabajo es “estable”. Cuando en realidad es frágil y es fragilista aceptar que no vas a cambiar nada porque siempre lo hiciste así.

Vamos a las mentiras: los multiniveles son una estafa, una secta y los masones, los Iluminati, los OVNIS y hasta tu carnicero te estafa si te dice que la carne que te vende es “lo mejor. ¿Un multinivel puede ser una estafa? ¡¡Claro!! Como cuando entras en una web sin información contrastable de ningún tipo y envías dinero sin validar la información con dos deditos de frente. Decir que todos los multiniveles son una estafa es como decir que Internet es un lugar donde te van a estafar. O que saldrás de casa y te atropellará una caravana de guiris drogados.

Luego están los que atacan a los multiniveles porque han tenido una mala experiencia. Es cierto que todas las organizaciones pueden corromperse porque los multiniveles los montan las personas. Personas que quieren incentivar de forma justa. Y, a veces, hay que ajustar.

Es muy fácil acusar a algo de ser una estafa. De ser un engaño. O simplemente atacar para ver si así se rasca algo. La verdad debe demostrarse y todos podemos extraer medias verdades y hacer que la verdad no pese. Hacer que las palabras queden fuera de contexto y se pueda acusar libremente; a cambio de unos clicks y un poco de atención.

Nos encantan los salarios porque los entendemos; incluso los bonus los entendemos. Pero hay modelos de negocio que son más complejos; porque es necesario enseñar y liderar. Por eso los multiniveles no son exotéricos, aunque hay estafas que tú y solo tú debes detectar. Insisto: es fácil, muy fácil sacar de contexto palabras y situaciones. Que haya personas que mancillen el nombre de toda una organización es una realidad. Siempre pasó y pasará.

La venta tiene una característica muy interesante que el resto de oficios no tiene: el potencial de revalorización es ilimitado mientras que el riesgo está limitado a la formación y a material básico para empezar. En momentos de crisis vamos a necesitar vender desde aceite de oliva hasta drones pasando por intangibles como softwares o discos duros externos. Y necesitamos un compromiso; que es recomendable que se selle con una inversión para que vayamos más allá de palabras baratas. Facta non verba. Hechos. No palabras.

Necesitamos vender, comunicar emociones y cobrar por ello. Cuando yo doy clases de piragüismo, a menos que haya invitado explícitamente a alguien los clientes los pone otro. Ahora que tengo que buscarme los clientes las cosas cambian: habla con personas desde el respeto, el cariño y la escucha activa. Y piensa en cuando la época de estudiante haya acabado. Porque no siempre podremos tumbarnos a que nos de el sol.

Los estudiantes tenemos una enorme oportunidad para estudiar y vender. Sí, sé que muchos ni se plantean vender; mejor sentarnos en la poltrona del “soy técnico” o “soy profesor” y que los clientes los traiga otro. ¡¡Si yo aceptara esa realidad no tendría ni para comprar la subscripción a Netflix!! Con mis 21 años estoy levantándome cada mañana para generar conversaciones transcendentes que permitan a la gente cumplir sus objetivos y, ¿por qué no? Sus sueños. Vendiendo tras haber aportado el triple; repito: el triple de valor. Mínimo.

Como muchos están frustrados y solo quieren seleccionar lo que les interesa prefieren quedarse con el “menuda basura” o el “eso es una estafa” mira lo de…. Y así nos bloqueamos, no vendemos nada y las personas acaban deprimidas. O viendo telebasura y consumiendo chatarra. ¿La solución? Humanismo, lectura (a poder ser libros que te eduquen además de entretenerte) y actitud crítica.

Sinceramente, no soy ni seré nadie para obligarte a decidir nada. Eres lo suficientemente competente y responsable de tus decisiones que depende de ti entrar o salir de un multinivel o dejar que te traten como una cabeza de ganado. ¿Quieres tener planes y luchar con dignidad para conseguirlos o mejor dejar que los que tienen planes te manipulen? Deja que te intenten persuadir, para aprender principalmente. Pero di NOOOOO si así lo sientes. Tal vez prefieras esperar a que esté todo montado y alguien te diga “te lo dije, amigo”.

Te recomiendo que si estás a gusto en un multinivel te concentres. Y si tienes, a lo sumo, dos busques la integración desde el sentido común y compartimentando. Para todo lo demás, allá tú y tus decisiones.

Las oportunidades solo pasan una vez. Así que aprovecha y dime qué opinas; me gustaría conversar contigo en base a este texto. Tanto si quieres escuchar la oportunidad de sumarte a un multinivel como si ya estás en uno: wa.me/34653531245

Adrián Sánchez Rodríguez

Soy freelance (autónomo), investigador en el Grupo de Investigación BISITE y estudiante de Economía en la USAL. Este blog trata temas que van desde la productividad (núcleo de mi proyecto) hasta reflexiones misceláneas. En breves tendréis a vuestra disposición contenido exclusivo para patronos, en https://www.patreon.com/adrisanchez

Deja una respuesta

Cerrar menú