Cabeza de ratón y cola de león

Toda nuestra vida se basa en nuestro bienestar y el bienestar de nuestro entorno cercano.

Todo se basa en unas necesidades a satisfacer y unos recursos escasos.

De ahí que diseñemos sistemas para conseguir cambiar tiempo por dinero y dinero por tiempo.

¿Prefieres ganar el 1% de 100.000€ o el 100% de 1.000.000€?

Yo lo tengo claro: nunca voy a ganar el 100% de 1.000.000€ porque sé que hay decenas de personas que contribuyen a mi éxito y negarles una porción sería estúpido.

Lo que peor entendemos en el día a día es que nuestras referencias valen dinero. Somos parte de un sistema complejo, un león, que genera mucho dinero y muchas veces ni lo olemos. A menos, claro, que tengas acciones de ese león.

Estamos enclaustrados, cegados y engañados cual personitas que se encerraron en la Caverna de Platón. Somos libres de escapar, de ascender por la escarpada pendiente que lleva a la luz y aun saliendo esa luz nos ciega y tardamos un tiempo en dejar de ver sombras y ver la realidad. Incluso seguimos proyectando en nuestro cerebro las imágenes que veíamos en la caverna.

¿Y si nos unimos como cabezas de ratón? Ratatouille es una de mis películas favoritas por esto: la capacidad de funcionar como un organismo nuevo y útil. Lo que acaban haciendo los ratones juntos y unidos es desempeñar funciones propias de un humano o algo superior. Los que venimos buscando esa duplicación acabamos diseñando mecanismos para lograr ser más que nosotros mismos a nivel operativo y ser uno cuando hablamos de espíritu.

Decidimos, todos los días, si queremos ser lobos solitarios o perros que están atados o dentro de una valla para que nos alimenten otros. Ambos tienen su encanto, el tema es poder decidir cada día y en cada situación. Y saber quién te da de comer o cómo hacer sostenible tu alimentación.

Dicho esto, ¿quieres pasar a tomar decisiones como una persona que decide salir de la caverna o prefieres seguir en la realidad que te pintan interesadamente otros? Tú decides si ser el camello que carga con los pesos de estructuras piramidales (corporaciones gigantes y Estado) o ser un poquito más LEÓN. También podrás volver a soñar como cuando eras un niño.

¿Quieres pasar a la acción? Te invito a este webinar gratuito.

http://bit.ly/2x9x8zG

Adrián Sánchez Rodríguez

Soy freelance (autónomo), investigador en el Grupo de Investigación BISITE y estudiante de Economía en la USAL. Este blog trata temas que van desde la productividad (núcleo de mi proyecto) hasta reflexiones misceláneas. En breves tendréis a vuestra disposición contenido exclusivo para patronos, en https://www.patreon.com/adrisanchez

Deja un comentario

Cerrar menú