Entrenamos para decidir carrera y profesión. Con ejercicios.

Podemos entrenarnos para muchas cosas. Hasta para elegir qué queremos hacer. Qué carrera estudiar, qué master hacer, qué no hacer. Para eso viene muy bien visualizar qué se quiere y qué no se quiere. Dónde nos vemos en un tiempo y empezar a anotar qué descartamos.

Elegir carrera es tan importante y difícil que muchos cambian porque es un asunto muy importante. El proceso de toma de decisiones es muy complejo y hay que ser sincero con uno mismo. Incluso saber comunicar tu decisión. Elegí carrera hace 4 años y ahora muchos quieren que decida qué master hacer. Y yo…

Llevo un tiempo queriendo ser coach. Y ahora, porque no hay nadie que me lo impida, soy coach. Al cerebro le viene bien que le hables en presente. Como me gusta ser ejecutivo, daré unos tips. Sí, te los regalo pero no es suficiente; por eso te recomiendo que contactes conmigo o con otro coach que te pueda asesorar. Incluso con un psicólogo.

Tip 1. Tu trabajo puede ser diferente a qué estudiaste. Puedes estudiar lo que quieras y luego pensar en qué tiene salidas o cómo aprovechar el estado del mercado laboral. Solo tienes que investigar y conocerte muy bien. Si te gusta viajar y los idiomas elige unos estudios que te encaminen a tu visión. ¿Dónde te ves en 5 años? Puedes hacer el ejercicio sin miedo, no entra en el examen.

Tip 2. Piensa y decide a qué aspiras. FUNCIONARIO es una palabra que puede ser muy atractiva para tus padres. RESOLUTIVO vale para tantos ámbitos y está muy bien pensar en elegir un problema que veas en la sociedad (una enfermedad, como el cáncer; juntar a estudiantes que buscan prácticas con empresas o aliviar el aburrimiento) y moverte para solucionarlo. Da igual que sea en el sector público, en el sector privado o en un “semipúblico”. Porque lo importante es ser resolutivo. No la etiqueta.

Tip 3. No pienses en las “salidas” o “qué tendrá salidas”. Porque puedes caer en una tragedia de los comunes deliciosa: que te diga un gurú que saber programar es lo que más salidas tiene, que lo escuchen tantos que se ocupen todas las plazas y que ya no haya salidas. O las que haya sean de una calidad muy inferior a cuando te visitó tu gurú. El mercado laboral que veas ahora no va a ser el que haya cuando tengas que decidir qué puesto de trabajo o qué actividad desarrollar. Como mucho, puedes detectar megatendencias o carreras que se adaptan muy bien a entornos cambiantes. Y estudiar mucha teoría porque es lo que mejor te cubre frente a estos cambios de tendencias.

Tipo 4. Visualízate en un puesto de trabajo. Si estás en Bachillerato es posible que pienses que es pronto para pensar en trabajar. Pero te haces mayor y tienes que tomar decisiones de mayores. Te recomiendo empezar con un fin en mente. A poder ser ambicioso y que te anime a levantarte por las mañanas. Luego puedes cambiarlo. Yo empecé queriendo ser profesor y ahora me veo siendo coach. Y lo veo porque me siento cómodo haciendo “simulaciones” (trabajando el tema, sin cobrar aún), se me da bien (defino bien como ver que la persona en cuestión se replantea ciertas creencias muy arraigadas), me parece divertido (a veces al personal le estalla la cabeza o dice “¿Y por qué no me lo dijeron antes? Sí, es divertido) y considero que tiene un impacto excelente sobre la sociedad. Hay muchas ocupaciones que solo cumplen tres de las 4 y de momento las descarto.

Sinceramente, estos ejercicios son muy sencillos y puedes hacerlos solo. Sin embargo, el mercado laboral, la psicología y la presión social son muy complejos. Te van a decir que hagas lo que es “óptimo” o, como dije antes, lo que tiene salidas. También es probable que tomes la decisión sin pensar en qué te gusta

Lo vocacional a veces se tambalea, las crisis existenciales existen y, lo más importante de todo, no es suficiente con hablar con los amigos y familiares. Puede que tengan una opinión sesgada o se animen a decidir en función de lo que creen que es mejor. Sin preguntarte o sin escucharte. Porque creen tener la razón y ya.

He escrito estas líneas y seguiré porque es un valor que me habría gustado recibir. Y ahora sé cómo organizar mi plan, de tal forma que pueda facilitar la transición a estudiantes de instituto y universidad. ¿Cómo? Ponte en contacto conmigo, sin compromiso: sradrian@usal.es o por What’sApp.

Adrián Sánchez Rodríguez

Soy freelance (autónomo), investigador en el Grupo de Investigación BISITE y estudiante de Economía en la USAL. Este blog trata temas que van desde la productividad (núcleo de mi proyecto) hasta reflexiones misceláneas. En breves tendréis a vuestra disposición contenido exclusivo para patronos, en https://www.patreon.com/adrisanchez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú