Nuevas profesiones: Capitaliza tu estudio. Gana dinero.

Los monopolios están aún más estigmatizados y condenados que los enchufados. Y muchas veces son necesarios: si no hay mercado para dos panaderías en un pueblo mejor que solo haya una porque si hay dos caen en guerras de precios y acaba viniendo una tercera que les come el pastel. En cierta forma, es lo que ha pasado con Instagram y Snapchat: Tik Tok creció gracias a su guerra. What’sApp es más usado que Telegram y, en muchos casos, es mejor solo usar Wht’sApp (grupos de clase, por ejemplo). Son los llamados “monopolios naturales” y, en términos de From cero to one, de Peter Thiel, “monopolios de creación de valor”.

Todos sabemos que estudiar es maravilloso: aumentas tus ingresos esperados y creces a nivel personal. Y es tan genial que nos olvidamos de la realidad: hay que ganar dinero. Los ingresos esperados son una forma de contabilizar de manera mínimamente rigurosa: ¿Cuánto más esperas ganar tras tus estudios? Por eso, pensar en capitalizar es fantástico. Y generar ya ingresos anima a seguir estudiando.

No todas las formas de ganar dinero valen. Puedes dar clases, dar servicios para empresas y otras tareas que tengan horarios flexibles y no impidan estudiar a buen ritmo. Otras formas de ganar dinero pueden poner en riesgo tu capacidad de capitalizar tus estudios. Porque, ¿para qué ganar dinero si luego te lo gastas en segundas matrículas o incluso años extra de universidad? Mejor tener un buen plan. Y no es necesario ser tu propio jefe; solo tener clientes (empresas que te pagan o empleadores que te dan un salario) que entiendan tus necesidades.

Dentro de ese buen plan, creo que hay que tener a alguien que, como a Aquiles, te sujete por el pie. Para que no caigas en la inmortalidad absoluta. Por eso quiero crear un club. Donde haya estudiantes que quieran trabajar con el objetivo de capitalizar sus habilidades y generar dinero. Ah, y que haya una buena actitud. Y que alguien sujete por el pie, para que no nos pasemos de inmortales.

Lo mejor es que el network sea bilateral: que haya empresarios y estudiantes. Y que no sea necesario darse de alta como autónomo. ¿La herramienta? Speed Networkings: hablar durante 1-2 minutos; conocerse y hablar sobre alguno de los temas que más nos preocupan. Y a trabajar; en serio, hay muchas nuevas profesiones que han nacido y hay que tener un curso o certificación para poder ejercer. pero no es necesario tener una carrera.

¿Sirve de algo tener una carrera? ¿Me sirve de algo a mí?

¿Tendrá salidas mi carrera? ¿Sé qué salidas tiene mi carrera hoy?

¿Puedo empezar a trabajar ya y no arriesgarme a dejar de lado los estudios?

Lo mejor de todo es que al ser un network de empresas y trabajadores no se sigue un esquema corporativo donde el objetivo es escalar en la escalera jerárquica. Si quieres más, solo tienes que asumir el rol de empresario. Y ya sabemos qué implica. También es importante pensar en trabajar 1 mes cobrando lo mínimo posible o con periodos de prueba, para no meter en un compromiso al empresario.

La presentación oficial del proyecto será en breves. Mientras, si quieres trabajar dadas estas restricciones me puedes escribir a sradrian@usal.es. Si tienes mi contacto en What’sapp, LinkedIn o Facebook también podemos hablar por esos canales. El nombre será Outhead Club y tendrá una gestora, Outhead Management. Y será una empresa; no la asociación número tropecientos-mil.

Adrián Sánchez Rodríguez

Soy freelance (autónomo), investigador en el Grupo de Investigación BISITE y estudiante de Economía en la USAL. Este blog trata temas que van desde la productividad (núcleo de mi proyecto) hasta reflexiones misceláneas. En breves tendréis a vuestra disposición contenido exclusivo para patronos, en https://www.patreon.com/adrisanchez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú