Voluntariado durante la carrera: ventajas y desventajas (II)

Si no leíste la primera parte te recomiendo leerla. Aunque no es imprescindible.

El anterior artículo fue el paso de camello a león (como expliqué en dicho artículo) y este pretende ser el niño. El superhombre.

Después de pensar, hablar con mi madre y amigos (a los que agradezco públicamente su apoyo) he llegado a la conclusión de que al mercado laboral y a los negocios hay que llegar llorado. Hay que desahogarse, llorar y lamentarse por lo que sea menester (muy necesario, por cierto)… y volver a empezar. Remangarse y volver a empezar.

Como quiero volver a empezar siendo más fuerte (mentalmente sobre lo físico), conociéndome y conociendo mejor mi entorno hay ideas que quiero dejar claras:

  1. Estudiar mola. Recibir feedback y poner en práctica lo que has estudiado mola más.
  2. Tarde o temprano hay que ganar dinero. Y motiva más tener fuentes de ingresos que no esté subordinadas a la buena voluntad de un único empleador. El hecho de estar empleado, según la mentalidad tradicional es una situación frágil (más que arriesgado, si va mal el roto es tremendo… Piensen en desempleados y jubilados que son dependientes financieramente).
  3. Hacer deporte y tener relaciones sociales puede prevenir una depresión. Si no hubiera expresado mis sentimientos y unos cuantos “nudos gordianos” (Alejandro Magno cortó el nudo que, se decía, le coronaría como emperador de Asia) no descarto haber acabado engrosando ciertos problemas. Un observador externo, en general, ayuda muchísimo a desvincularse del ego. Y a cortar nudos gordianos.

Si las circunstancias generales son favorables (en España, para la clase media-baja lo son) solo queda trabajar duro afilando la capacidad de trabajar duro. En palabras de Covey: afilar la sierra. Afilar cualquier herramienta es maravilloso: consigues mejores resultados invistiendo muy poco tiempo. El problema es que muchas veces estamos demasiado ocupados corriendo como pollos sin cabeza, demasiado ajetreados para encontrar nuestra cabeza.

La meditación, leer sobre desarrollo personal y escuchar audios sobre motivación también me han ayudado mucho. Especialmente conceptos profundos de psicología, entre los que destaco los estados de flujo (de los que hablaré mañana, así que permanece atento) y el sistema tipo 1 y el tipo 2 explicados en Pensar rápido, pensar despacio.

A pesar de que la teoría “pura” sea algo que me apasiona y me interesa, especialmente por el “efecto Lindy” (los libros que han tenido éxito por haber sobrevivido durante 40 años es muy probable que sigan editados durante otros 40; me gusta especialmente como Taleb lo cuenta en Antifrágil; parte donde lo explica y libro en Amazon). Pero también me gusta ser muy práctico, especialmente ahora que empieza una época en la que no es muy recomendable caer en parálisis por sobreanálisis. Ni sobreptimizar cayendo en multicolinealidad (sí, alguno lo entenderá).

Hablemos de Donald Trump y de Jeff Bezos. Como dije en la entrada del viernes sobre productividad hay un concepto muy potente que se suele usar en contextos de caos: los bucles OODA. Bezos y Trump los usaron recientemente; Erwin Rommel y John Boyd cuando no existía Internet. Bezos y Trump lograron ascender al poder metiéndose en los bucles Observar-Orientar-Decidir-Actuar de los competidores. Y lo siguen haciendo: Trump y sus tuits y Bezos y sus proyectos especulativos. A nivel práctico prefiero la forma de pensar de Bezos; pero no la faceta más conocida sino los no tan convencionales “cheetah vs gazelle” y “pay to play”; guepardos contra gacelas y paga por jugar, en ambos casos se refieren al modelo de negocio a implementar para competir con las editoriales, todo ello parte del modelo de negocio de Kindle. Para más secretos de Bezos y Amazon y la historia original (como dije, recomiendo el capítulo 5, Ganar).

En un mundo de prioridades y de Últimas Mierdas fácilmente reemplazables (cuando somos “del montón” las mayúsculas en el nombre que designa nuestra posición puede ser un buen consuelo) hay que ser tan bueno que no puedan ignorarte. Cal Newport lo explica muy bien: sea tan excelente que no le puedan ignorar. Ser commodity (difícil de traducir, pero básicamente ser homogéneo o sin diferenciación) es como ser la gacela que quieren cazar los de Amazon. Por eso, en la ciencia y en la vida conviene avanzar a hombros de gigantes.

Este artículo contiene enlaces de Amazon afiliados. Tu compra, además de ayudar al blog, tendrá un precio igual a que si lo compraras sin los enlaces. De igual manera, me ayudarías mucho dejando un comentario porque Google posicionará mucho mejor este artículo y mi blog en general. Estos son los enlaces:

Hazlo tan bien que no puedan ignorarte: https://amzn.to/2YIMBzK

El poder del desorden: https://amzn.to/2XqI3RI

La tienda de los sueños: https://amzn.to/2Jif7mf

Antifrágil: https://amzn.to/2RYtoHz

Pensar rápido, pensar despacio: https://amzn.to/2FVmQVu

Los siete hábitos de la gente altamente efectiva. https://amzn.to/2Xycxl1

Adrián Sánchez Rodríguez

Soy freelance (autónomo), investigador en el Grupo de Investigación BISITE y estudiante de Economía en la USAL. Este blog trata temas que van desde la productividad (núcleo de mi proyecto) hasta reflexiones misceláneas. En breves tendréis a vuestra disposición contenido exclusivo para patronos, en https://www.patreon.com/adrisanchez

Esta entrada tiene un comentario

  1. “Hazlo tan bien que no puedan ignorarte”. Aunque yo, personalmente, trabajo por dinero, (quién no?) no dejo de encontrarle cierta satisfacción al trabajo bien hecho, es decir, me hace feliz el cumplir con mis obligaciones laborales. Y ahora viene la segunda parte. En las grandes empresas somos solo números, a lo largo de mi vida laboral he visto como muchos de mis compañeros, valiosísimos, que hacían muy bien su trabajo, eran ignorados en forma de despidos o de dejarlos ir a otros trabajos mejor remunerados o dónde serían más valorados. Por todo esto, me quedo con la primera parte de la frase, haz muy bien tu trabajo… aunque te ignoren. Leeré el libro, seguro que aprenderé algo nuevo.

Responder a Ma.Ángeles Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú